Como crear un personaje legal para los encuentros de Erenthal.

    Comparte
    avatar
    Mardrom
    Game Master

    Mensajes : 13
    Puntos : 41
    Reputación : 0
    Fecha de inscripción : 11/08/2016

    Personaje
    Nombre:
    Nivel:
    Afiliacion:

    Como crear un personaje legal para los encuentros de Erenthal.

    Mensaje por Mardrom el Jue Nov 03, 2016 10:16 pm

    Los pasos a seguir son los mismos que se encuentran en el manual basico de jugador de Dungeons and Dragons 5e, pueden encontrar un link de descarga en el apartado de manuales del foro.

    Clases Disponibles:
    Enano:
    Duros y valientes, los enanos son conocidos como hábiles guerreros, mineros y trabajadores de la piedra y el metal. Aunque midan menos de un metro y medio, los enanos son tan anchos y compactos que pueden pesar tanto como un humano más de medio metro más alto. Su coraje y resistencia también iguala fácilmente a cualquiera de las gentes más altas.  El color de piel de los enanos va desde un marrón oscuro a una tonalidad más pálida con matices rojos, pero las pieles más comunes son de marrón claro o de un intenso bronceado como ciertos tonos de tierra. Su pelo, desgastado y largo pero en estilos simples, suele ser negro, gris o marrón, aunque los enanos más pálidos son frecuentemente pelirrojos. Los enanos masculinos valoran mucho sus barbas y prestan mucha atención a sus cuidados.  

    Elfo:
    Con su gracia no terrenal y sus rasgos delicados, los elfos resultan perturbadoramente hermosos para los humanos y los miembros de muchas otras razas. De media son ligeramente más bajos que los humanos, variando de altura entre los algo menos de 5 pies hasta justo superar los 6. Son más esbeltos que los humanos, pesando tan sólo entre 100 y 145 libras. Los varones y las mujeres son aproximadamente de la misma estatura, y los varones son sólo marginalmente más pesados.  La coloración de los elfos abarca el espectro humano normal y también incluye pieles en tonos de cobre, bronce y un hasta blanco azulado, cabello de verde o azul, y ojos como es-tanques de oro o plata líquidos.  

    Humano:
    Con su afición por la migración y la conquista, los humanos son físicamente más diversos que cualquiera de las razas comunes. No hay un humano típico. Un individuo puede medir desde 5 pies hasta un poco más de 6 pies y pesar desde 125 a 250 libras. Los tonos de piel de los humanos varían desde casi el negro completo a un pálido muy claro, y el color de su cabello va desde el negro hasta el rubio (ondulado, rizado o liso); los varones pueden llevar barbas o bigotes que pueden ser poco poblados o muy densos. Un gran número de huma-nos tienen también parte de sangre no-humana, revelando rasgos élficos, orcos, o de otra raza. Los humanos alcanzan la madurez cerca de la veintena y rara vez llegan a vivir un siglo completo.  


    Semielfo:
    Para los humanos, los semielfos tienen aspecto de elfos, y para los elfos parecen humanos. En altura, están a la par con ambos progenitores, aunque no son tan esbeltos como los elfos ni tan fornidos como los humanos. Su altura va de los 5 a los 6 pies (1.5 m.  1.8 m.), y su peso de las 100 a las 180 libras (70 Kg.  80 Kg.), siendo los hombres algo más altos y pesados que las mujeres. Los semielfos hombres tienen vello facial, y en ocasiones se dejan crecer la barba para ocultar su herencia élfica. La tez y los rasgos están en algún punto inter-medio entre los de sus padres elfos y humanos, y por ello muestran una variedad incluso más pronunciada que la que se encuentra entre los miembros de ambas razas. Tienden a tener los ojos de sus padres élficos.

    Clases Disponibles:

    Bardo:
    Canturreando mientras desliza sus dedos sobre un antiguo monumento, en unas ruinas largo tiempo olvidadas, el conocimiento brota en la mente de una semielfa envuelta en pieles desgastadas, conjurado gracias a la magia de su canción, un conocimiento que habla sobre la gente que construyó el monumento y la mítica saga que representa. Un severo guerrero humano golpea su espada rítmicamente contra su cota de mallas, marcando el tempo para su canto de guerra y alentando la valentía y el heroísmo de sus compañeros. La magia de su canción los fortalece y estimula. Riendo mientras afina su cítara, un gnomo envuelve con su magia sutil a los nobles reunidos, asegurándose de que las palabras de sus compañeros serán bien recibidas. Ya sea un estudioso, un poeta o un canalla, un bardo teje su magia a través de sus palabras y su música para inspirar a los aliados, desmoralizar a los enemigos, manipular mentes, crear ilusiones e incluso sanar heridas.

    Explorador:

    Guererro:

    Picaro:

    Mago:


    _________________

      Fecha y hora actual: Lun Dic 17, 2018 5:24 pm